viernes, 22 de mayo de 2009

¿Quienes somos? Parte UNO

Nuestro Yo digital y el espejo de las princesas.

Hace casi ya un año que con distintos horarios, distintos locutores y con variados niveles de calidad, nuestro programa sin nombre existe, y diríamos para iniciar de manera casi heroica esta descripción, sobrevivido. Una forma valida de iniciar esta descripción es comenzar por todo aquello que no somos o que francamente hemos rechazado; No somos por ejemplo, un programa de personas con estudios profundos en comunicación y para ser honestos, esa ingenuidad con la que nos hemos aproximado a este medio -en los hechos un nulo respeto por las formas que actualmente constituyen el modus operandi de los mass media en este país- se ha convertido en un sello novedoso y distintivo de hacer radio utilizando medios no tradicionales. Si ahora decimos lo que somos, podemos decir por ejemplo, que somos un grupo nutrido donde confluye un escritor, varios estudiantes, un músico, diseñadores, un filósofo, un activista, una tesista y varios party monsters, cuyo único interés -por demás valido- es decir algo de lo que hacen y cómo lo hacen. Es la prolongación de una conversación de un chat, pero ahora en vez de teclear hablamos como se habla en un café: con parsimonia y en algunos casos con pasión.
En todo este tiempo quienes se han integrado no han dejado de hacer lo que hacen: los diseñadores siguen diseñando, los filósofos filosofando, los músicos programando música, los activistas decir de una vez por todas, todo aquello con lo que no están de acuerdo y aquello con lo cual simpatizan. La única diferencia es que ahora tenemos un micrófono enfrente, un transmisor que si a algo nos obliga es a decir aquello que queremos de la manera más clara y concisa que podemos, porque ahora hay alguien que del otro lado interactúa y que no en pocas ocasiones discrepa de lo que pensamos.

Algo nos han enseñado estos meses: en su mayoría, nadie cree en la radio por Internet pese a que estar frente a una computadora ocupa más de la mitad del tiempo de las personas que en nuestra sociedad trabajan, estudian y que en tales circunstancias, el tener una computadora encendida constituye una actividad tan cotidiana como echar la ropa a la lavadora, dar in a la cafetera, o pinchar con el dedo la pantalla del ipod; Para nosotros -cuyo nacimiento ochentero marco nuestro destino- la inusual forma por la cual llegamos a usar un espacio en la Web, esto es, sin verdaderos estudios previos de comunicación, sin que para nosotros sea una forma de vida, sino más bien llegados por invitación y sin incluso proponérnoslo, delineo al paso del tiempo una idea y una forma de concebir nuestros personales intereses y el vinculo que podíamos establecer con las otras personas al respecto; Delineo también, y es quizá lo importante de este proceso, una postura crítica en relación al uso de los medios públicos en un país que como el nuestro, tiene la pantalla reflejante que proponen sólo dos monopolios, el espejo de las princesas. De esto ùltimo algo nos incomoda: Sospechoso resulta, que a estas alturas muchos activistas, partidos políticos y ong`s, critiquen esta situación y sin embargo, poco se propongan dar uso de los medios alternativos de los cuales la internet es sin duda, la plataforma indicada y casi siempre la más barata, y que además claudiquen en esta demanda al ellos mismos subestimar la importancia de la web. Al final culposamente y con remordimientos ¿todos quisieran aparecer siquiera un momento en el canal de la estrellas? ¿Aun existen quienes quisieran de una noche a la mañana ser sirvienta y al otro día señora de la casa?
Todos los lunes 5pm, a traves de www.litsaradio.com

miércoles, 20 de mayo de 2009

jueves, 30 de abril de 2009

domingo, 12 de abril de 2009

martes, 7 de abril de 2009